#MeToo confronta a las iglesias pequeñas, a los pastores bivocacionales

NASHVILLE (BP) -- En medio del movimiento #MeToo, las conferencias y los seminarios han aumentado su enfoque en la capacitación de los pastores para prevenir y reportar el abuso sexual.

En medio del movimiento #MeToo, las conferencias y los seminarios han aumentado su enfoque en la capacitación de los pastores para prevenir y reportar el abuso sexual. Pero líderes de las asociaciones como Sean McMahon se preocupan porque estos esfuerzos de entrenamiento están excluyendo a las iglesias pequeñas y a los "héroes" bivocacionales.
Foto de Matt Miller
Pero un líder de las asociaciones, Sean McMahon, se preocupa porque estos esfuerzos de entrenamiento están excluyendo a un grupo considerable de pastores: los "héroes" bivocacionales de las iglesias pequeñas que "trabajan de 55 a 60 horas a la semana en su empleo normal," sirven 20 horas en la iglesia y "nunca tienen un domingo libre."

"La mayoría de los pastores bivocacionales no pueden ir a las conferencias," dijo McMahon, director ejecutivo de la Asociación Bautista de Florida en Tallahassee. "La mayoría de los pastores bivocacionales nunca se paran en el campus de un seminario… El poder obtener un poco de capacitación real" en cuanto a la prevención y reporte del abuso "es algo vital."

La asociación de Florida es sólo una de las asociaciones, convenciones estatales, entidades de la Convención Bautista del Sur e iglesias que están buscando comunicar a las iglesias más pequeñas y a sus pastores la urgencia de la prevención y reporte del abuso sexual. Según las cifras del New Orleans Baptist Theological Seminary, 67 por ciento de las iglesias bautistas del sur tienen una asistencia promedio de 100 o menos personas en su culto de alabanza; 89 por ciento tienen un promedio de asistencia de 250 personas o menos.

La reunión anual de la CBS este año en Dallas, con su énfasis en el abuso, inspiró a McMahon y a otros líderes de la asociación en Florida a programar un evento el 20 de septiembre para tres asociaciones del norte de Florida donde congregaciones de todos los tamaños serán capacitadas sobre las responsabilidades bíblicas, morales y legales de la iglesia con relación al abuso sexual. McMahon espera que la asistencia sea de unos 60-80 líderes de las iglesias, algunos provenientes de congregaciones con 20 asistentes a la iglesia o menos.

Para algunos pastores, su entrenamiento sobre el abuso sexual comenzó en la reunión anual en Dallas, donde los mensajeros afirmaron la dignidad y valor de las mujeres y escucharon reportes sobre las pólizas que los seminarios de la convención han promulgado para abordar cualquier acusación de abuso sexual y mal comportamiento.

Más allá del piso de la convención, un panel de discusión en el salón de exhibiciones de la CBS conversó sobre "el abuso sexual en la iglesia" y la Comisión de Ética y Libertad Religiosa patrocinó un panel de discusión sobre "La sexualidad en el evangelio dentro de una cultura de #MeToo"

Los 9,632 mensajeros registrados en la reunión anual provenían de 3,796 iglesias en 48 estados, y 35 por ciento de ellos asistían por primera vez, según un sondeo de mensajeros.

Aún así el poner en práctica lo aprendido en la convención puede ser especialmente difícil para las iglesias pequeñas, dijo McMahon a Baptist Press. Al reportar una sospecha de abuso sexual ante las autoridades en una iglesia pequeña, familiar "potencialmente vas a alienar a toda la iglesia" porque casi todos están relacionados con el acusado. "Pero tienes una obligación moral" de reportarlo.

"Existe una preocupación entre los líderes de las asociaciones sobre la manera en que las iglesias están respondiendo ante el [abuso] y cómo están identificando los problemas de abuso en las iglesias," dijo McMahon.

Las convenciones estatales también quieren capacitar a las iglesias pequeñas sobre la prevención del abuso y cómo reportarlo. Recursos de tres convenciones estatales –Alabama, Arizona y la Baptist General Convention of Texas—están disponibles en la sección de "Resources for Sexual Abuse Prevention" en SBC.net.

Desde noviembre, Mark LeMay, el administrador de propiedades y minimización de riesgos de la Junta Misionera Bautista de Tennessee ha dirigido 50 conferencias gratuitas sobre la minimización de riesgos para unas 130 iglesias de Tennessee, dijo, incluyendo la capacitación sobre cómo prevenir el abuso sexual. Para enfatizar la importancia de la minimización de riesgos del abuso sexual y otros peligros, la junta misionera de Tennessee cambió el título del puesto de LeMay en los últimos años para así incluir la minimización de riesgos.

Las iglesias pequeñas están dedicando más atención al abuso sexual en medio del movimiento #MeToo, dijo LeMay a BP. "Pero en general, no es algo que está en su radar" porque tienen menos "recursos de personas para abordarlo."

LeMay citó una práctica común que necesitan cambiar las iglesias: "Un adulto entra en un cuarto cerrado lleno de menores de edad. No hay ventanas en las puertas. No hay alguien chequeando. No se hacen verificaciones de antecedentes penales a esos adultos."

Las iglesias "nunca deben poner a un miembro de la familia de la iglesia en una situación donde pudieran ser acusados," dijo LeMay.

En cuanto a las entidades de la CBS, GuideStone Financial Resources ha desarrollado un paquete de herramientas de seguridad disponibles en línea en "safety toolkit" donde se aborda el abuso sexual junto con otros temas. GuideStone también ha desarrollado una relación con una firma de abogados de Texas Love & Norris, la cual entrena a las iglesias para prevenir y reportar el abuso sexual a través de una conferencia llamada MinistrySafe.

"GuideStone se compromete a proveer soluciones para la minimización de riesgos para las iglesias, y estás son sólo unas de las áreas en las que podemos ayudar a nuestras iglesias de la CBS a estar preparadas mientras toman la iniciativa de hacer que sus iglesias sean amigables y seguras para sus miembros y el resto de la comunidad," dijo Timothy Head, el vocero de GuideStone, a BP a través de un correo electrónico.

LifeWay Christian Resources ofrece una variedad de cursos en línea sobre el abuso sexual, incluyendo podcasts de Thom Rainer, el presidente de LifeWay, artículos publicados en la revista Facts & Trends y una colección de videos y recursos sobre la protección de los niños, todo esto disponible a través del servicio de capacitación MinistryGrid.

Eric Geiger, un vicepresidente de LifeWay, ha escrito un libro titulado "Cómo arruinar tu vida" el cual discute cómo evitar un fracaso moral y arrepentirse cuando ocurra.

Se envió a la CELR una moción de la reunión anual de la CBS este año proponiendo un equipo de trabajo que ayude a las iglesias a protegerse de los predadores sexuales.

El Seminario por Extensión -un ministerio del Concilio de Presidentes de los Seminarios que provee educación abierta para pastores que no pueden ir al seminario- ofrece varios cursos con secciones sobre la integridad personal, según dijo a BP Randal Williams, el director de este programa. También dijo que hay mentores que guían a los estudiantes a través de los cursos y también pueden dar consejos sobre los asuntos relacionados con el movimiento #MeToo.

Entre los recursos disponibles para las iglesias, The Summit Church en Carolina del Norte, cuyo pastor es J.D. Greear, el presidente de la CBS, publicó en su canal en Vimeo en abril un video explicando las obligaciones legales y morales para reportar un caso sospechoso de abuso de niños o adultos. Varios medios de comunicación, incluyendo ChurchLeaders.com y Christianity Today, han dado publicidad a este video, disponible en https://vimeo.com/264504579.

McMahon, el líder de la asociación en Florida, señaló que el abuso sexual "ha estado presente por muchos años" y "no hemos hablando sobre el tema. Bueno, ahora tenemos que hacerlo."

David Roach es el corresponsal nacional en jefe para Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
Download Story