Nuevos sembradores de iglesias, recursos energizan el ministerio en Puerto Rico

Por Brandon Elrod, posted Thursday, August 09, 2018 (5 days ago)

Féliz Cabrera (centro) habla con David Lelber, presidente de Send Relief (izquierda), y Carlos Rodríguez, misionero de la Junta de Misiones Norteamericanas en Puerto Rico, durante un viaje de ayuda en desastres a unas semanas del huracán María.
Foto de Sam Porter.
SAN JUAN, Puerto Rico (BP) -- Dos semanas después que el huracán María golpeara Puerto Rico, Félix Cabrera y su esposa Denisse llegaron a visitar la isla donde él nació y entregó ayuda a los afectados después de la tormenta. Cabrera pensó que estaba ahí solamente para ayudar durante un tiempo de necesidad, pero Dios estaba preparando algo más.

"Dios nos convenció de que quería que regresáramos a la isla para ayudar en este nuevo movimiento de plantación de iglesias," dijo Cabrera.

"Confieso que fue agridulce mi sentir," escribió Cabrera, pastor de la Iglesia Bautista Central en la capital de Oklahoma, en una entrada de su blog. "Por un lado, estamos felices contemplando lo que Dios quiere que hagamos en Puerto Rico, pero a la vez estamos tristes porque estamos dejando atrás a nuestra familia en la iglesia."

Cabrera se mudó de Puerto Rico a la ciudad de Oklahoma en el 2010 para comenzar la Iglesia Bautista Central. Como pastor de la IBC Cabrera ayudó a fundar el ministerio Red 1:8, el cual ha plantado 35 iglesias por todo América del Norte, Latinoamérica y España. El ministerio de la IBC ha sido diseñado para multiplicarse y su iglesia ya ordenado y enviado a más de 15 plantadores de iglesias y pastores.

Actualmente, Cabrera también sirve como el segundo vicepresidente de la Convención Bautista del Sur y regresará a su ciudad natal de San Juan a finales de diciembre. Ahí plantará una iglesia y servirá como el catalizador de plantación de iglesias en la isla para la Junta de Misiones Norteamericanas.

Cuatro aprendices de sembradores de iglesias y sus familias tienen planificado reubicarse con Cabrera, con la meta de que cada uno plante su propia iglesia en los próximos 18 meses.

Mientras la JMN continúa desarrollando su énfasis en Send Puerto Rico, está inyectando nuevos recursos y energía en los esfuerzos de plantación de iglesias y mejorando la obra del ministerio de compasión a través de la rama de Send Relief de la JMN. Varios portorriqueños con vidas ya establecidas en el territorio continental de los EEUU han estado respondiendo al llamado de regresar a casa y formar parte del ministerio en la isla.

"Estamos increíblemente emocionados de ser parte de lo que Dios está haciendo en Puerto Rico," dijo Kevin Ezell, presidente de la JMN. "Unos líderes maravillosos están aceptando el reto de servir en la isla y es un honor para la JMN proveer la capacitación y los recursos necesarios para equiparlos para el ministerio."

Carlos Rodríguez, el misionero Send de la JMN en Puerto Rico, declaró que ya está desarrollándose un suministro continuo de sembradores de iglesias y que ocho de los 10 lideres deben estar listos para plantar iglesias en los próximos 18 meses.

"Dios está trayendo a gente clave para que nos ayude a elevar el nivel de la plantación de iglesias y de Send Relief," dijo Rodríguez.

Para aprender un poco más sobre la vida de un sembrador de iglesias en Puerto Rico, vea este articulo en la revista On Mission Magazine.

Los esfuerzos del ministerio de compasión de la Convención Bautista del Sur después del huracán María abrieron las puertas para la plantación de iglesias. Los equipos de bautistas del sur de Ayuda en Desastres (SBDR) proveyeron ayuda a pocas semanas de la tormenta y los voluntarios que sirven a través del ministerio Send Relief de la JMN siguen sirviendo este verano. Se proyecta que cientos más lleguen en octubre.

"Las iglesias se han involucrado en la obra y en venir," dijo Rodríguez. "Hemos visto iglesias [del área continental de los EEUU] desarrollando convenios con los sembradores de iglesias." Estos convenios nos llevan hacia una participación y ministerio duraderos."

El seminario bautista de convierte en el Centro Ministerial de Send Relief

En junio, la Junta de Misiones Norteamericanas compró el Seminario Teológico Bautista a la Convención de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EEUU. El seminario se convertirá en el Centro Ministerial de Send Relief designado para ser una base del ministerio en la isla de Puerto Rico.
Foto de Daniel McCullough
Los equipos de Ayuda en Desastres enviados por la Convención de Bautistas del Sur en Texas (SBTC) trabajaron diligentemente en establecer el Seminario Teológico Bautista como el centro de los esfuerzos de recuperación después del paso del huracán María. El seminario hospedó a cientos de voluntarios durante los meses que siguieron.

En junio, la JMN compró el seminario a la Convención de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EEUU con el objetivo de desarrollar la propiedad hasta convertirla en un Centro Ministerial de Send Relief. El centro se convertirá en un base para los continuos esfuerzos de recuperación a corto plazo, así como en un almacén para los recursos enviados por adelantado en caso de futuros esfuerzos de alivio después de un desastre.

Jonathan Santiago, coordinador del Centro Ministerial de Send Relief de la JMN en Puerto Rico, dijo que el plan a largo plazo es que el centro sirva a las comunidades a través de todas las áreas de enfoque de Send Relief: pobreza, refugiados, extranjeros, padres temporales y adopciones, tráfico de personas y respuesta ante desastres.

Santiago, quien anteriormente sirviera por 11 años como el coordinador de evangelismo y convenios con la Convención Bautista de Nueva York y la JMN, espera que la obra de compasión energice la obra de plantación de iglesias.

Luis Rodríguez, presidente de la Convención de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EEUU (izquierda), y Carlos Ferrer, director financiero y vicepresidente de la Junta de Misiones Norteamericanas (derecho), firman los documentos que completaron la venta del Seminario Teológico Bautista. La abogada Hilda Aixa Avilés figura al centro.
Foto sometida por Carlos Ferrer.
"Sabemos que hay grandes oportunidades para plantar iglesias por toda la isla," dijo Santiago. "Quiero asegurarme de que a la vez que servimos en Puerto Rico tengamos la intención de servir a la gente para que podamos ver que la gente venga a Cristo, y podamos sembrar nuevas iglesias."

De vuelta a casa

Ambos, Cabrera y Santiago, vinieron a Cristo como los hijos de predicadores bautistas del sur. Ambos traen consigo una pasión por alcanzar con el Evangelio a los perdidos que habitan la isla.

"Como portorriqueño, mi corazón estaba con mi gente [después del huracán] y mucho más al tener familia allá," dijo Santiago. "Como creyente, fue algo más que querer estar ahí con mi gente. También era el saber que, en medio de la crisis y la vulnerabilidad, la gente está abierta al Evangelio. Quería tener la oportunidad de compartir de Cristo con la gente."

Visite el enlace siguiente si desea más información sobre los proyectos de Send Relief y las oportunidades para servir como voluntario.

Brandon Elrod escribe para la Junta de Misiones Norteamericanas, North American Mission Board.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter Twitter.com/BaptistPress, Facebook Facebook.com/BaptistPress y en su correo electrónico baptistpress.com/ SubscribeBP.asp.
Download Story