La CELR insta al Congreso a fomentar las donaciones de caridad en una propuesta de ley de socorro ante el coronavirus

Foto de iStock
WASHINGTON (BP) -- La Comisión de Ética y Libertad Religiosa está instando al Congreso a que fomente las donaciones caritativas en su gran propuesta ley de socorro ante el coronavirus.

El Senado fracasó el lunes (23 de marzo) por segunda vez en aprobar un voto procedural para someter a votación y debate un paquete económico que supuestamente costará entre $1.6 trillones y casi $2 trillones. El procedimiento, conocido como invocar la clausura, requiere 60 votos, y la votación nominal parlamentaria a favor más reciente obtuvo 46-46. Un voto de clausura el domingo (22 de marzo) fracasó 47-47.

El senador Doug Jones de Alabama fue el único demócrata que se separó de su partido para votar a favor de la clausura el 23 de marzo, y votar en contra al día siguiente.

La CELR endosó una enmienda presentada el domingo (22 de marzo) por el senador James Lankford, R-Okla., para aumentar dramáticamente el límite de las deducciones por donaciones caritativas en la propuesta de ley llamada Ley de seguridad económica y socorro para ayuda por el coronavirus (CARES). La propuesta de Lankford, un bautista del sur, pudiera remover el límite este año de $300 a un tercio de la deducción estándar, lo cual pudiera ser $4,000 para una persona declarando impuestos individualmente y $8,000 para una pareja casada declarando impuestos juntos.

La CELR y otras organizaciones han expresado su preocupación de que la pandemia del coronavirus (COVID-19) reducirá marcadamente las donaciones a las iglesias y a las organizaciones sin fines de lucro. Según sus predicciones, muchas iglesias y caridades pudieran cerrar. Los últimos dos domingos, la difusión del virus ha resultado en la amplia cancelación de servicios de alabanza entre los bautistas del sur y otras iglesias. Aunque muchas iglesias han comenzado a transmitir sus servicios de alabanza por internet, se espera que las ofrendas disminuyan mientras que no sea posible reunirse en persona.

El día que Lankford presentó su enmienda, Russell Moore, el presidente de la CELR, solicitó a los senadores que la apoyen.

"Necesitamos una acción dramática porque sin ella muchas organizaciones sin fines de lucro se verán forzadas a cerrar," dijo Moore en Twitter. "Debemos invitar a los estadounidenses a que ofrenden generosamente a las caridades e casas iglesias que fortalecen a nuestras comunidades y cuidan de los más vulnerables en nuestra nación."

El 19 de marzo, Moore hizo un llamado a solicitar un paso mayor de expansión a la enmienda de Lankford. En una carta, instó a los líderes del Senado y de la Cámara de Representantes a extender loa deducción caritativa a todos los contribuyentes de impuestos, durante dos años. Cuando la Deducción Universal Caritativa (UCD) no fue incluida en la versión del Senado, la CELR endosó la enmienda de Lankford.

Después de la votación del 23 de marzo, Travis Wussow, el vicepresidente para política pública en la CELR, dijo que la entidad está "involucrando activamente a los senadores y a su personal para que comunique el fuerte apoyo de la CELR para un [UCD] ilimitado, por dos años.

Impulsar la generosidad estadounidense es una prioridad para la CELR durante esta crisis. Más que nunca, necesitamos a las iglesias y a las caridades para fortalecer a nuestras comunidades y cuidar de los vulnerables."

GuideStone Financial Resources, la entidad de la CBS encargada de las prestaciones de salud y finanzas, también ha pedido acción federal que ayude a las iglesias durante la pandemia.

"Hemos escrito a la Administración en un esfuerzo de abogar por nuestras iglesias y sus necesidades durante estos días históricos," dijo O.S. Hawkins, el presidente de GuideStone, en una declaración escrita. "Estamos monitoreando y hablaremos en apoyo de una legislación que beneficiará a las iglesias y a los pastores, así como a los compañeros bautistas del sur y a Church Alliance, una amplia coalición de comités de beneficencia de denominaciones grandes y pequeñas."

Cuando Lankford presentó su enmienda, dijo en comentarios escritos, "Hay un papel para el gobierno en tiempos de crisis, y hay un papel incluso más fuerte para nuestras organizaciones sin fines de lucro, iglesias y organizaciones comunitarias que están trabajando directamente" ayudando a los estadounidenses.

Lankford instó a otros senadores a que apoyen su enmienda "para alentar a los estadounidenses a que den más a [las organizaciones sin fines de lucro] en nuestras comunidades mientras continúan apoyando a los individuos vulnerables y a las familias necesitadas."

En su carta del 19 de marzo, Moore dijo a los líderes del Congreso que la Ley de recorte de impuestos y empleos del 2017, la cual duplicó la deducción estándar, dio como resultado que la mayoría de los estadounidenses ya no declararan sus deducciones detalladamente. La cantidad de estadounidenses que lo hicieron en detalle disminuyó, causando que muchas organizaciones sin fines de lucro estén preocupadas por una baja en las contribuciones, dijo Moore.

Un UCD "incentivaría a todos los contribuyentes de impuestos, no sólo a los que están en lo más alto del tabulador declarando en detalle sus deducciones," dijo Moore en su carta. "Nuestro gobierno debería dar la bienvenida a la generosidad de todos sus ciudadanos -- a todos los niveles de ingresos -- que desean ayudar a sus prójimos a través de las asociaciones religiosas, instituciones educativas y cualquier organización que alivie la pobreza."

Más de 700 organizaciones sin fines de lucro han endosado la enmienda de Lankford, dijo su oficina el 22 de marzo. Según la declaración, no sólo incluyen a la CELR, si no a Bethany Christian Services, la Asociación Nacional de Evangélicos, World Vision, Family Research Council, Association of Christian Schools International, Union of Orthodox Jewish Congregations of America, la Cruz Roja y United Way.

Los copatrocinadores de la enmienda bipartita de Lankfort, hasta el 22 de marzo, son los senadores demócratas Chris Coons de Delaware, Amy Klobuchar de Minnesota y Jeanne Shaheen de Nueva Hampshire, así como los republicanos Mike Lee de Utah y Tim Scott de Carolina del Sur.

Tom Srode es el jefe de la oficina de Washington para Baptist Press. Con reportaje de Roy Hayhurst, director de servicios de relaciones públicas y denominacionales para GuideStone Financial Resources de la Convención Bautista del Sur.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story